CORINTOS 15

EN UN INSTANTE,

EN UN PARPADEAR DE OJOS,

AL SON DE LA TROMPETA FINAL,

POR QUE SONARA LA TROMPETA

Y LOS MUERTOS SE LEVANTARAN INCORRUPTIBLES

 

Y NOSOTROS SEREMOS TRANSFORMADOS,

POR ESO CANTAMOS:

 

LA MUERTE ES ABSORBIDA EN LA VICTORIA,

¡ALELUYA, ALELUYA!

OH MUERTE DONDE ESTA TU VICTORIA,

¡ALELUYA, ALELUYA!

OH MUERTE, DONDE ESTA TU AGUIJÓN,

¡ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA!

 

 

EL AGUIJÓN DE LA MUERTE ES EL PECADO,

LA FUERZA DEL PECADO ES LA LEY,

Y NOSOTROS VENCEMOS EN CRISTO RESUCITADO,

¡ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA!

 

 

YO OS RECUERDO HERMANOS, EL EVANGELIO,

EL MISMO QUE YO OS HE ANUNCIADO,

EL MISMO QUE YO HE RECIBIDO,

A SABER:

QUE CRISTO HA MUERTO POR LOS PECADOS,

SEGÚN LAS ESCRITURAS,

QUE DIOS LE HA RESUCITADO,

SEGÚN LAS ESCRITURAS,

QUE LUEGO SE APARECIÓ A PEDRO,

LUEGO A LOS DOCE,

Y LUEGO A MAS DE QUINIENTOS HERMANOS A LA VEZ,

¡Y POR ULTIMO A MI!.

 

 

POR ESO CANTAMOS,

LA MUERTE ES ABSORBIDA EN LA VICTORIA,

¡ALELUYA, ALELUYA!

OH MUERTE DONDE ESTA TU VICTORIA,

¡ALELUYA, ALELUYA!

OH MUERTE, DONDE ESTA TU AGUIJÓN,

¡ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA!