EL CIEGO DE JERICÓ

CAMINO DE JERICÓ,

CAMINO DE NUESTRAS VIDAS,

POR DONDE PASA EL SEÑOR

Y YO ESTOY CIEGO A LA ORILLA.

DEJADME LLEGAR A EL

Y HABLARLE DE MIS DESDICHAS

PARA QUE SIENTA LA FE

Y DE SENTIDO A MI VIDA.

 

Y GRITARÉ,

AUNQUE LA GENTE ME MANDE QUE CALLE,

YO QUIERO VERTE SEÑOR,

DAME LA FE DE MIS PADRES.

Y GRITARE,

AUNQUE LA GENTE ME MANDE QUE CALLE,

YO QUIERO VERTE SEÑOR,

DAME LA FE DE MIS PADRES.

 

 

PASASTE HOY JUNTO A MI,

SEÑOR LIBERA MI ALMA,

DE MIS TINIEBLAS HAZ LUZ,

DE MI TRISTEZA ESPERANZA.

 

YA ME HAS CURADO SEÑOR,

MI VIDA SIENTO CAMBIADA,

ES MAS LIGERO EL DOLOR,

HAS COMPARTIDO LA CARGA.

 

GRITARÉ,

AUNQUE LA GENTE ME MANDE QUE CALLE,

YO QUIERO VERTE SEÑOR,

DAME LA FE DE MIS PADRES.

Y GRITARE,

AUNQUE LA GENTE ME MANDE QUE CALLE,

YO QUIERO VERTE SEÑOR,

DAME LA FE DE MIS PADRES.