NO TEMAS NO

A la misión evangelizadora se opone el miedo, la tentación. Una música ajena a la Palabra de Dios amonesta sobre la quiebra de las seguridades, introduce la sospecha del engaño y la ilusión, aconseja sobre la eficacia evangelizadora del poder. Pero al cristiano se le dice: NO TEMAS, NO.

 

 

 

NO TEMAS, NO

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

NO TEMAS, NO,

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

 

NO PUEDO, NO,

VIVIR YA SOLAMENTE DE PAN,

MAS SI CUMPLO LO QUE DICES TU,

NO SE LO QUE ME SUCEDERÁ.

 

 

NO TEMAS, NO

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

NO TEMAS, NO,

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

 

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

 

TAL VEZ SERÁS

PARA MÍ UNA VISIÓN FALAZ,

UN ENGAÑO, UNA ILUSIÓN SIN MÁS,

QUE ES PRECISO LLEGAR A OLVIDAR.

 

 

NO TEMAS, NO

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

NO TEMAS, NO,

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

 

PODER TENDRÁS

Y ANTE EL TE ARRODILLARAS,

SIN PODER LO QUE PRETENDES TU,

TAL VEZ NO RESULTARA EFICAZ.

 

NO TEMAS, NO

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

NO TEMAS, NO,

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

 

NO SE SEÑOR,

POR QUE INSISTES EN QUE VAYA YO,

YO SOY DÉBIL, ELLOS FUERTES SON,

EN DESIERTO CLAMARA MI VOZ.

 

 

NO TEMAS, NO

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.

NO TEMAS, NO,

SIGUE HABLANDO Y NO CALLES, NO,

MI PALABRA RESUENA EN TU VOZ,

 

UN PUEBLO GRANDE ME PREPARO YO.