NACIONALISMOS. UNIDAD O INDEPENPENCIA. Discernimiento

Creado en Jueves, 06 Noviembre 2014 Última actualización en Domingo, 09 Noviembre 2014

NACIONALISMOS. UNIDAD O INDEPENPENCIA
Discernimiento


1. El problema es complejo y difícil de afrontar. Los nacionalismos generan tensión, levantan ampollas, producen reacciones viscerales. Sin embargo, es preciso crear espacios de diálogo donde pueda abordarse la cuestión de fondo: unidad o independencia. Ante la consulta catalana del 9-N aparecen posiciones diversas. Veamos algunas. Veamos también algunas claves que pueden facilitar el necesario discernimiento.
2. El obispo de Gerona, Francesc Pardo, apoya la consulta: “Conocer lo que desean los ciudadanos es fundamental para asumir decisiones, y configurar el presente y el futuro” (4-9-2014). El obispo de Solsona, Xavier Novell, defiende el derecho a decidir de Cataluña: “Cuando se afirma que Cataluña no tiene derecho a la autodeterminación y que sería ilegal la consulta del 9-N, se está usando la ley para impedir un derecho fundamental que es anterior al ordenamiento jurídico vigente” (7-9-2014).

3. Josep María Soler, abad de Montserrat: “Toda nación tiene derecho a expresar su opinión acerca de su futuro”, “desde la Abadía no hemos querido ir más allá de defender la consulta, aunque sí querría decir que suponiendo que en algún momento llegara la independencia, esto evidentemente no debería ser en detrimento de los demás pueblos” (14-7-2014).   
4. La Conferencia Episcopal Tarraconense no se pronuncia sobre la consulta: “Hacemos un llamamiento al diálogo, a la prudencia y a tener presentes los principios fundamentales que son los del bien común y el respeto a las personas” (3-10-2014).
5. Según el teólogo Salvador Pie Ninot, “ni a la teología, ni obviamente a la Iglesia como tal, le corresponde hoy ser protagonista de esta situación”, “hay que partir de una laicidad seria que comporta afirmar la justa autonomía propia del mundo civil y político”, “hay que dar lo que es de Dios a Dios y al César lo que es del César” (La Vanguardia, 22-9-2014).
6. El cardenal Antonio Cañizares defiende la unidad de España: “Somos muchísimos los que estamos muy preocupados por la situación que se está viviendo, al menos de debilitamiento de la unidad de España, que es un bien moral”, “es un bien moral que estemos unidos, que tengamos una tradición común, que vivamos en una solidaridad de muchos siglos, es un bien moral que vivamos en una historia común compartida” (6-7-2006). El cardenal Antonio María Rouco, siendo presidente de la Conferencia Episcopal Española, afirma que “la unidad de la nación española es una parte principal del bien común de una sociedad que ha de ser tratada con responsabilidad moral” (18-11-2013).
7. La Conferencia Episcopal Española en su instrucción pastoral “Valoración moral del terrorismo en España” (2002) dice lo siguiente: “Cuando determinadas naciones o realidades nacionales se hallan legítimamente vinculadas por lazos históricos, familiares, religiosos, culturales y políticos a otras naciones dentro de un mismo Estado no puede decirse que dichas naciones gocen necesariamente de un derecho de soberanía política” (n. 28), “las naciones, aisladamente consideradas, no gozan de un derecho absoluto a decidir su propio destino”, “resulta moralmente inaceptable que las naciones pretendan unilateralmente una configuración política de la propia realidad y, en concreto, la reclamación de la independencia en virtud de su sola voluntad. La virtud política de la solidaridad o, si se quiere, la caridad social, exige a los pueblos la atención al bien común de la comunidad cultural y política de la que forman parte. La Doctrina Social de la Iglesia reconoce un derecho real y originario de autodeterminación política en el caso de una colonización o de una invasión injusta, pero no en el de una secesión” (n.29). El documento fue aprobado con 63 votos a favor, 8 en contra y 5 abstenciones.
8. Juan Pablo II envía una carta a los obispos italianos (1994), cuando la Liga Norte promueve la independencia de Padania: “Es preciso superar decididamente las tendencias corporativistas y los peligros de separatismo con una actitud honrada de amor al bien de la propia nación y con comportamientos de solidaridad renovada”.
9. El papa Francisco responde así en una entrevista a la pregunta sobre el conflicto con Cataluña: “Toda división me preocupa. Hay independencia por emancipación y hay independencia por secesión. La independencia por secesión es un desmembramiento de un pueblo, que a veces es muy obvio. Hay pueblos que no pegan ni con cola por sus culturas tan diversas. Yo me pregunto, ¿es tan obvio el caso de la independencia por secesión de países que hasta ahora han estado juntos? Hay que estudiar caso por caso. Habrá casos que sean justos y casos que no serán justos, pero la secesión, si no hay un antecedente que forzó esa unión, hay que tomarlo con muchas pinzas y evaluarlo caso por caso” (15-6-2014).
10. El Tribunal Constitucional (TC) suspende la consulta catalana por unanimidad. La ley de consultas y el decreto de convocatoria quedan paralizados durante un máximo de cinco meses. En cinco meses tendrá que decidir si la mantiene interrumpida, indefinidamente, o si revoca su decisión. El TC admite a trámite el recurso del Gobierno de Mariano Rajoy contra la ley de consultas, aprobada por el Parlamento catalán el 19 de septiembre, y contra el decreto de convocatoria del referéndum de soberanía del 9-N, firmado por el Presidente de la Generalitat Artur Mas (29-9-2014).
11. Según Antonio Elorza, profesor de Ciencia Política, el presidente de la Generalitat “ha negado un requisito clave para la validación democrática: la neutralidad institucional”, “los catalanes contrarios a la independencia, casi el 50 % hace dos años, no han contado, salvo para ser objeto de una masiva propaganda institucional que de forma evidente los situaba como ciudadanos de segunda clase”, “una ley para consultas que excluye los referendos, desde el título, se utiliza para celebrar de hecho un referéndum de autodeterminación”, “al enfrentarse a una democracia constituida de la cual recibe sus poderes, la Generalitat pone en marcha una sedición”, “el recurso a la fuerza no es el método adecuado para resolver un conflicto político” (El País, 13-10-2014).
12. Francesc Cambó, líder de la Lliga regionalista, afirma hace un siglo: “Cataluña sabe lo que es la nacionalidad, tiene conciencia de ella y quiere el derecho a regir su vida interna. Queremos el régimen de nuestra vida interna, sin odio a nadie, pero con tal intensidad que combatiremos sin tregua todo lo que se oponga a nuestra paso” (21-5-1916).
13. La Constitución Española (1977) habla de Nación española, patria común, pueblos, nacionalidades y regiones. La Nación española proclama su voluntad de “proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones” (Preámbulo). “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado” (Art. 1,2). “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los pueblos españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran” (Art. 2).
14. El presidente de la Generalitat anuncia que no podrá celebrar la consulta de autodeterminación como había previsto. La sustituye por un “proceso  participativo” en el que habrá “locales abiertos, urnas y papeletas”. La pregunta es doble: ¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado? Y en caso afirmativo: ¿Quiere usted que ese Estado sea independiente? (14-10-2014).
15. Según un sondeo de Metroscopia, el 49% rechaza la nueva fórmula y el 44% la defiende. Un 78% cree que lo importante es el diálogo con el Gobierno (El País, 29-10-2014). Según una muestra del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, la independencia ganaría con el 49,4% de los votos, mientras que un 48,5% la rechazaría (1-11-2014).
16. El Gobierno impugna la consulta alternativa del 9-N. Según Mariano Rajoy, todas las actuaciones que está teniendo el Ejecutivo de Artur Mas pretenden conseguir “idéntico efecto que un decreto de convocatoria”. La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría denuncia una convocatoria “sin base legal y sin las garantías democráticas más básicas” (2-11-2014).
17. La Comisión Europea afirma que la potencial independencia de Cataluña tendría una primera repercusión automática, su salida inmediata de la Unión Europea (UE) y su consideración como “un país tercero”: “un nuevo Estado se convertiría, por el hecho mismo de su independencia, en un país tercero respecto a la UE y los Tratados de la Unión no se aplicarían desde el mismo día de su independencia” (15-4-2014).  
18. La independencia llevaría a Cataluña a salir de la UE y de la unión monetaria, según ha confirmado Bruselas. “En términos económicos una salida no pactada de España no es viable”, dice el profesor Germà Bel, de la Universidad de Barcelona. “Si la independencia no es pactada, los costes de la transición serían mucho más elevados”, opina Pol Antrás, de la Universidad de Harvard (4-11-2014).
19. Para Mariano Rajoy la independencia traería “pobreza y recesión”. Para Artur Mas “colocaría a Cataluña entre los países punteros de la UE”. La deuda pública de Cataluña subiría entre el 80% y el 105% del PIB tras una hipotética separación de España. Es la comunidad que más depende de préstamos estatales, más de 30.000 millones en tres años (4-11-2014). Cataluña aporta casi el 20% del PIB español y el 16% de su población (7-11-2014). Según Oriol Junqueras, líder de ERC,  “una de las claves es la deuda pública española”, “una Cataluña independiente asumiría parte de la deuda, si el Estado negocia” (1-11-2014).
20. La principal patronal catalana, Fomento del Trabajo, recupera el pacto fiscal como fórmula de entendimiento entre Cataluña y España. El presidente de la patronal, Joaquim Gay de Montellá, apuesta por “un nuevo pacto fiscal para la financiación de la Generalitat, que asegure la solidaridad interterritorial sin llegar a las cuotas de déficit que reflejan las balanzas (fiscales) publicadas” y por “una eventual reforma de la Constitución que permita este nuevo  modelo de financiación”; advierte que “la consulta prevista por el Gobierno catalán para 2014 debe ajustarse al marco legal” (3-12-2013).  CiU recupera la petición de pacto fiscal que Artur Mas planteó en septiembre de 2012 y que Mariano Rajoy rechazó. El nuevo pacto fiscal supone una financiación especial como la vasca y la navarra (27-3-2014).
21. En el referéndum de Escocia un 55,3 % de los escoceses dice NO a la independencia frente a un 44,7 % que dice SI. El primer ministro británico David Cameron abre la puerta a reformar el sistema autonómico (18-9-2014). Una pregunta: ¿el primer ministro británico creó el problema de Escocia o lo solucionó?
22. Diez personalidades internacionales firman un manifiesto (Let Catalans Vote) en el que piden que los catalanes “puedan votar sobre su futuro”. Entre los firmantes están los premios Nobel Desmond Tutu y Adolfo Pérez Esquivel. Consideran que una mayoría de los catalanes ha expresado su deseo de ejercer el derecho de votar. Como en el caso de Quebec y Escocia, la mejor forma de resolver el problema es utilizar las herramientas de la democracia: “impedir que los catalanes voten parece contradecir los principios de las sociedades democráticas”. El manifiesto hace un llamamiento al Gobierno central y catalán para que “trabajen juntos para permitir que los ciudadanos catalanes puedan votar sobre su futuro político y, posteriormente, establecer negociaciones de buena fe basadas en el resultado” (1-11-2014).  
23. El Tribunal Constitucional (TC) suspende la consulta alternativa por unanimidad, pero evita un aviso al presidente de la Generalitat. El Gobierno de Rajoy quería que el TC indicase las consecuencias de una desobediencia. “Es un problema político y han de resolverlo los políticos”, alegan varios magistrados. Tampoco entra el TC a valorar las alegaciones presentadas por la Generalitat para que la suspensión de la consulta alternativa no se produjera. La Generalitat ignora la nueva suspensión de la consulta por parte del TC, alega que celebrará un “proceso participativo”, no una “consulta”, y demanda al Gobierno ante el Tribunal Supremo (TS) por “vulneración de derechos fundamentales”  (4-11-2014).
24. El TS rechaza el recurso de la Generalitat contra la suspensión del 9-N. El TS no tiene competencia para revisar la decisión del TC (5-11-2014). El Gobierno sugiere que no actuará si Artur Mas delega el 9-N en asociaciones soberanistas. “Un Gobierno no puede promover una consulta contraria a la Constitución. El ejercicio de la libertad de expresión de los ciudadanos nadie lo va a impedir”, dice Rafael Catalá, ministro de Justicia (6-11-2014). Jordi Turull, portavoz de CiU, responde al ministro: “Tenemos el compromiso de liderar la consulta. El departamento de Gobernación de la Generalitat velará para que todo vaya bien y asumirá todas las responsabilidades. Las urnas ya están en su lugar” (7-11-2014).  
25. Algunas claves para el discernimiento: “¿No sabéis juzgar por vosotros mismos lo que se debe hacer?” (Lc 12, 57). “examinadlo todo y quedaos con lo bueno” (1 Ts 5,19), “todo lo que es verdadero, noble, justo…tenedlo en cuenta, y el Dios de la paz estará con vosotros” (Flp 4, 8-9), “Dios anuncia la paz con tal de que a su locura no retornen” (Sal 85), “Dios con nosotros”, “por eso no tememos si se altera la tierra”, “braman las naciones, se tambalean los reinos” (Sal 46).
26. En nuestro contexto, los diversos nacionalismos se están relativizando dentro del proceso de integración europea: frontera común, moneda común, casa común. Desde el punto de vista cristiano, la relativización es mayor: el mundo es la casa de todos, todos somos hermanos. Según el autor de la Carta a Diogneto (s. II), “los cristianos no se distinguen de los demás hombres por su tierra ni por su lengua ni por sus costumbres. Habitan sus propias patrias, pero como forasteros; toman parte en todo como ciudadanos y todo lo soportan como extranjeros; toda tierra es para ellos patria, y toda patria es tierra extraña”.
27. Los problemas sociales y políticos se pueden afrontar por vías pacíficas (diálogo, votos) o por la fuerza (armas, violencia). La locura de los nacionalismos absolutos consiste en poner por encima de todo, incluso del respeto a la vida humana, la propia nación. Estamos invitados a comprender lo que conduce a la paz (Lc 19, 42) y a trabajar por ella. El pasado domingo se leía en todas las iglesias: “Dichosos los no violentos porque ellos alcanzarán la tierra” (Mt 5,5). Y también: “Dichosos los que trabajan por la paz porque ellos se llamarán los hijos de Dios” (Mt 5,9).
•    Diálogo: sobre lo que nos parece más importante.
-    es preciso crear espacios de diálogo
-    conocer lo que desean los ciudadanos es fundamental
-    Cataluña tiene derecho a decidir sobre su futuro
-    es fundamental la prudencia, el bien común, el respeto a las personas
-    la Iglesia debe respetar la autonomía propia del mundo civil y político
-    la unidad de España es un bien moral, indisoluble, constitucional
-    hay independencia por emancipación e independencia por secesión.
-    los pactos hay que cumplirlos
-    la Constitución puede cambiar
-    la Generalitat pone en marcha una sedición, no tiene neutralidad institucional
-    si una mayoría quiere la independencia, debe respetarse
-    habría que hacer cuentas
-    un nuevo pacto fiscal puede ser fórmula de entendimiento
-    hay que reformar el sistema autonómico
-    hay que utilizar las vías pacíficas (diálogo, votos)
-    examinadlo todo y quedaos con lo bueno
-    los diversos nacionalismos se están relativizando
-    el mundo es la casa de todos, todos somos hermanos
-    dichosos los no violentos, dichosos los que trabajan por la paz