Los caminos de la paz (1998)

Creado en Sábado, 25 Mayo 2013 Última actualización en Lunes, 27 Mayo 2013
LOS CAMINOS DE LA PAZ

 

1. En la catequesis titulada Nacionalismos absolutos y vías pacíficas, de noviembre del 97, recogíamos una frase de Javier Sádaba, que decía tras el asesinato de Miguel Angel Blanco: "A pesar de las nubes, las posibles tormentas y una tensión que no parece tener tregua, algunos pedimos la tregua. Es tiempo de treguas. La primera, sin duda, de ETA. Y es tiempo de mediaciones". La declaración de Lizarra (12-9-98), que reivindica el ámbito vasco de decisión, y la tregua indefinida de ETA (16-9-98) nos hacen volver sobre el tema para preguntarnos ahora: La tregua ¿es una trampa o una oportunidad para la paz? ¿Es posible la paz? ¿Se corre el riesgo de volver a la locura (Sal 85,9)? ¿Por dónde van los caminos de la paz? ¿Cómo trabajar por ella?

2. Una de las lecturas del domingo siguiente al anuncio de la tregua llamaba especialmente la atención. Es de la primera carta de San Pablo a Timoteo: Te ruego, pues, lo primero de todo, que hagáis oraciones, plegarias, súplicas, acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que están en el mando, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz...Encargo a los hombres que recen en cualquier lugar alzando las manos limpias de ira y divisiones (1 Tm 2,1-8).

3. A pesar de las diferencias, ahí está el acuerdo de paz en Irlanda el pasado 10 de abril: "Tenemos una visión de futuro, de una Irlanda libre de divisiones y conflicto y de una sociedad que pueda vivir en paz", dijo Gerry Adams, presidente del partido nacionalista Sinn Fein, frente político del Ejército Republicano Irlandés (IRA). Sin embargo, "existe aún potencial para la violencia", dice Jeffry Donaldson, líder unionista probritánico.

4. Ante la declaración y la tregua se dan posiciones muy diversas: "El cese de la violencia se debe a la confluencia de diversas causas, entre las que están el creciente rechazo social en la calle de los crímenes y de la 'comprensión' con los criminales, el acierto de la actividad policial y sobre todo judicial, así como la propia firmeza del Gobierno al negarse a conversar bajo la amenaza de las pistolas... El ámbito actual de decisión política de cualquier ciudadano vasco se extiende a todo el Estado español, además naturalmente del País vasco; quienes no lo respetan son los que pretenden reducirlo sólo a la CAV" (F.Savater).

5. "Muchos llevamos años pidiendo negociación -me ha valido algunas amenazas- por el realismo de ver que la victoria, policíaca o carcelaria, era imposible" (E.Haro Tecglen).

6. "Aunque la reivindicación política de la separación, independencia o autodeterminación externa, disfrazada de derecho colectivo por meras conveniencias retóricas, merezca la legítima protección de la ONU para los casos de opresión colonial y de ocupación extranjera, esa pretensión no tiene cabida en los sistemas democráticos que -como el Estado de las autonomías en España- promueven la autodeterminación interna de los pueblos a través de sus instituciones de autogobierno... Un reciente pronunciamiento del Tribunal Supremo de Canadá acerca de las reivindicaciones del movimiento independentista de Quebec es una valiosa contribución a este complejo debate...La opción a favor de la secesión de Quebec deberá estar respaldada, en cualquier caso, por 'una mayoría clara y rotunda' que responda afirmativamente a una pregunta nítida. Pero tampoco una arrolladora victoria del sí crearía un derecho absoluto a la independencia. Todavía sería preciso conciliar mediante la negociación los derechos y las obligaciones de 'dos mayorías igualmente legítimas': la mayoría prevaleciente en Quebec y la mayoría dominante en Canadá" (J.Pradera).

7. "Nos alejamos del modelo irlandés y no sólo porque en este país el Gobierno del Ulster sea ejercido por los homólogos de PNV-PSOE. A diferencia de lo sucedido allí, no se ha producido un reconocimiento solemne y definitivo de la vía democrática y pacífica. El debate sigue aquí encasquillado en la soberanía...Allí votó en contra del acuerdo de paz un 28% y en el País Vasco la división puede producirse en dos mitades idénticas y aún con EH situada en una ambigüedad deslizante" (J.Tusell).

8. "Los nacionalistas creemos que la tregua de ETA va en serio, y que el proceso de paz no tiene vuelta atrás. Pero el Gobierno tiene que entender que la excarcelación no basta. La paz no es compatible con la existencia de presos políticos, como tampoco lo es si ETA no entrega las armas, pero está también la negociación política...Debemos admitir que las víctimas y los verdugos están en ambos lados. Y hacer un esfuerzo enorme para olvidar tanto los crímenes de ETA como los del GAL. La amnistía, da igual como se la llame, alcanzará a todos" (Joseba Azkárraga).

9. "El Ejecutivo nacionalista monocolor que gobernará Euskadi en minoría y en precario inaugura la segunda fase del guión que se escribió en Lizarra y que protagonizaron, a partes iguales, ETA, con una tregua indefinida, y HB, que sedujo al PNV con la promesa de que éste capitalizara esa tregua. La tercera y última fase está escrito que sea un implícito o latente proceso de independencia, más conocida por los eufemismos de 'soberanía' (concepto del derecho internacional clásico ya superado por la globalización), 'territorialidad' (que, al involucrar a Francia, ataca el principio de la intangibilidad de las fronteras) y 'autodeterminación' (que se equipara artificial y erróneamente a referéndum para la secesión de Euskadi), o lo que Lizarra llama 'espacio vasco de decisión'... Es radicalmente falso que los ciudadanos y ciudadanas vascos no tengan derecho de autodeterminación. Lo han poseído desde que tenemos una Constitución que garantiza las libertades, los derechos humanos y la democracia... Y si un día -que nadie ve cercano- uno o varios partidos propusieran seriamente al pueblo vasco independizarse a plazo fijo, previa una posición clara, explicándole valientemente lo que eso implicaría política, económica y socialmente, habría que examinar la cuestión sin dramatismo, y, si obtuviese un gran consenso, habría que negociar ese camino, con reforma de la Constitución incluida" (D.López Garrido).

10. "Nos pasamos la vida tejiendo y destejiendo, es decir, destruyendo lo que a veces es costoso construir" (síndrome de Penélope): "Los nacionalistas vascos utilizan la sabiduría de los antepasados, el respeto a la antigüedad, la sacralización de los fueros y de los derechos históricos para justificar un espacio vasco de decisión que conduzca a la autodeterminación. Naturalmente, sólo desde la ignorancia de las reglas constitucionales y del ámbito de soberanía del pueblo español se puede defender esa autoridad construida desde datos falsos y desde agravios ficticios" (G.Peces-Barba).

11. Los obispos de Bilbao, R.Blázquez y C.Echenagusía, en un documento Dichosos los que trabajan por la paz (Mt 5,9), piden atención a las "justas reivindicaciones" de las víctimas del terrorismo y perdón "en la medida en que hayamos faltado a nuestra misión". Piden también a los violentos "se incorporen resueltamente a la participación democrática". El obispo de San Sebastián, J.Mª Setién, afirma la existencia de derechos colectivos de los pueblos, y no sólo de los individuos; dice también que los derechos de las personas, tanto de las víctimas como de los presos, son "sencillamente materia de cumplimiento".

12. El 88% de los vascos considera que el Ejecutivo central deberá respetar y asumir lo que los ciudadanos de la comunidad decidan sobre su propio futuro político, lo que se llama ámbito vasco de decisión. Una encuesta de la Presidencia del Ejecutivo autónomo realizada entre los días 15 y 17 de diciembre (a partir de 1.218 entrevistas) ofrece ese resultado a la pregunta: "¿Está usted de acuerdo con que el Gobierno de Madrid ha de respetar lo que la mayoría de los ciudadanos vascos decidan sobre su futuro?". El respaldo obtenido por el Estatuto de Gernika fue del 90'29% de los votos.

 

Otras catequesis sobre la cuestión vasca.