IMITANDO A JESUS El Papa debe ser el primero

Creado en Sábado, 07 Abril 2012 Última actualización en Martes, 28 Mayo 2013
IMITANDO A JESUS
El Papa debe ser el primero

san clemente de tahullEl Papa Benedicto XVI condenó el jueves a los sacerdotes que han puesto en tela de juicio la doctrina de la Iglesia sobre el celibato y la ordenación de las mujeres, e insistió que esas manifestaciones desobedecen su autoridad y buscan imponer ideas de algunas personas y grupos a la Iglesia.

En su homilía dijo el Papa que los disidentes dicen estar motivados por su amor a la Iglesia, aunque sugirió que en realidad hacen "un esfuerzo desesperado para realizar algo que cambia a la Iglesia según sus preferencias e ideas". Jesús siempre siguió la verdadera obediencia para hacer la voluntad de Dios, no el capricho humano.

En realidad, Jesús eligió a los doce y no les impuso la ley del celibato: "El que pueda con eso que lo haga" (Mt 19,12). Lo dijimos en El día de la cuenta. El celibato (asumido como imitación y seguimiento de Cristo) es una opción radical por la que el discípulo queda plenamente disponible al servicio del evangelio (Mt 19,12). Ahora bien, si Cristo confió el ministerio apostólico a hombres casados (y no casados) y los apóstoles, a su vez, hicieron lo mismo, de esa misma manera puede y debe actuar la Iglesia. Dice San Pablo, aunque manifiesta cuál es su posición personal y su preferencia:  "En cuanto al celibato, no tengo mandato del Señor" (1 Co 7,25). En cualquier caso, es fundamental que la opción sea fruto de la gracia (no de la ley) y sea claramente libre. Es cierto el proverbio: La libertad todo lo llena de luz. Y también: "Donde está el espíritu del Señor, allí está la libertad" (2 Co 3,17).

En el diálogo ecuménico se afirma cada vez más que no hay razón teológica alguna para continuar excluyendo a la mujer del ministerio ordenado, desde la dignidad humana y cristiana común: en Cristo " ya no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer" (Ga 3,29). Febe tiene un puesto de dirección (servicio) en la comunidad de Céncreas (Rm 16,1).

El Papa debería ser el primero que se atuviera a la palabra de Dios, imitara lo que hizo Jesús para dirigir la Iglesia-. Precisamente él debería ser el primero que no seguir sus preferencias e ideas, como acusa a los otros. ¿Quién está más cerca de lo que dice Jesús?

Como dice San Pablo, "estamos llamados a la libertad" (Ga 5,13). Ahora bien, también hay que decirlo, el cristianismo no es un liberalismo que se acomoda al esquema de este mundo (Rm 12,2). Y de esto hay en la viña del Señor. Hay que revisar y hay que podar.

Jesús López Sáez