LA NAVIDAD DEL CORONAVIRUS. No había lugar

LA NAVIDAD DEL CORONAVIRUS

No había lugar

El 19 de diciembre, en plena segunda ola del coronavirus, con la perspectiva cada vez más cercana de una vacuna, con el recuerdo reciente del 47 aniversario de la Comunidad y ante la próxima celebración de la Navidad, hemos tenido la reunión del Consejo Rector para abordar dos cuestiones: el seguimiento de la situación creada por el coronavirus y algunos problemas que requieren comunicación de bienes. 

En primer lugar, abrimos un espacio de información sobre diversas situaciones de la vida de la Comunidad, en las que se cumple la palabra de Dios propia del día. Oramos con el salmo 89, oración de acción de gracias: “Cantaré eternamente las misericordias del Señor, anunciaré tu fidelidad por todas las edades”. En los nueve meses pasados de intensa catequesis sobre la Reforma pendiente estamos recuperando detalles de la propia historia de la Comunidad. También recordamos aquellos nueve meses primeros que van desde el día de la Anunciación (25-3-1973) hasta el nacimiento de la Comunidad (8-12-1973). Nos llama la atención que la “estrella de Belén”, la conjunción, se repita en estas fechas, 800 años después.  Esta señal, entre otras, nos permite recuperar el fondo histórico del evangelio de la infancia, que no tiene por qué ser reducido a mera leyenda (ver PC II, Hemos visto su estrella).

El 17 de diciembre hemos recibido la visita de la Asociación Pueblos con Futuro. En la foto me acompañan los dirigentes de la misma: Dorys, Mary Paz, Javier, Mario, Ana y Angelines. Recordando que para ellos “no había lugar” (Lc 2,7), nos ilusiona abrir un “corredor humanitario” cerca de nosotros. Es una historia de Navidad. La postal de felicitación pintada por los niños de las familias emigrantes nos llena de alegría. Empezamos poniendo una mesa, no un muro.

Abordamos la situación actualcreada por la segunda ola del coronavirus. En la Comunidad de Madrid, van 374.000 casos diagnosticados, 40.736 curados y 11.637 muertos. A nivel mundial, 768 millones de casos diagnosticados, 43’3 millones curados y 1’69 millón de muertos. Muchas familias se debaten entre reunirse con sus seres queridos y el miedo al contagio. Se ha descubierto en el Reino Unido una nueva cepa que acelera la transmisión del virus.

En cuanto a las actividades de la Comunidad para las próximas semanas, el Consejo acuerda lo siguiente:

Celebración de la Navidad, vía telemática, celebración de la Palabra, el sábado 26 de diciembre, a las 20:00 horas. La siguiente celebración será el sábado 9 de enero, a la misma hora. A partir de aquí, tendremos celebraciones quincenales.

Catequesis: el próximo miércoles 23 de diciembre abordaremos La Reforma pendiente 4. Las tablas de la reforma. Luego habrá dos semanas de descanso (miércoles 30 de diciembre y 6 de enero), y terminará la serie de catequesis de la Reforma con el epílogo y el prólogo en los dos miércoles siguientes (el 13 y el 20 de enero). En el mes de febrero, empezaremos con las catequesis previstas sobre el Pentateuco, a razón de una catequesis general al mes.

● Se valoró como positiva la pasada celebración telemática de la Palabra en el 47 aniversario, a pesar de las limitaciones y dificultades técnicas: La plataforma ZOOM ha sido ampliada a 500 conexiones.

● Los grupos locales que tienen reunión telemática disponen de libertad para su organización y gestión, procurando que nadie quede excluido y que siempre será posible la comunicación de otras formas.

En cuanto a los problemas que requieren comunicación de bienes, se resaltó la gravedad provocada por la pandemia que está generando situaciones de necesidad extrema. José Luis de la Rocha presentó los casos de la familia venezolana de Alicante y del proyecto Comunidad Esperanza en Cobán (Guatemala), que, desde Aproedi, se viene apoyando. Es un colegio de 475 alumnos que lo está pasando mal, primero con el Covid y luego con el huracán. Algunos niños han muerto. Se hará para el proyecto una colecta  que se expondrá en la reunión telemática de Navidad, el sábado 26. El Consejo aprobó también las ayudas presentadas por Mariní, Jesús Martín y Gonzalo Chapatte.

El 3 de julio Ana, madrileña de 14 años, que estaba de campamento en Comillas, murió ahogada al volcar su canoa en el río Cares y quedar atrapada en una roca. Fue voluntaria de Ángeles Urbanos. Le gustaba mucho celebrar la Navidad. Ayer, 20 de diciembre, Sonia (su madre), Lorena (amiga de su madre), Angelines y yo compartimos la palabra viva que nos encontramos: “La muerte prematura del justo”, “madurando en poco tiempo, completó mucho tiempo” (Sb 4,13). Dimos gracias con las palabras del salmo 138: “El día en que grité tú me escuchaste, aumentaste el valor en mi alma”. Ayer también, Bruno Cardeñosa, que dirige el programa La rosa de los vientos de Onda Cero, me hizo una amplia entrevista que, entre otras cosas, tocó el tema de El caso McCarrick, el cardenal degradado  El informe McCarrick, de 447 páginas, es un gesto de transparencia del papa Francisco. Aparte del escándalo que denuncia, es muy instructivo: muestra lo que se ha hecho durante décadas y lo que no se debe hacer en adelante. ¡Feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de la gracia del Señor!

 

                                                                                               Jesús López Sáez

                                                                                               Diciembre 2020

 

Visto: 518