- REFUGIADOS E INMIGRANTES. Nuevo éxodo, nueva Europa

REFUGIADOS E INMIGRANTES
Nuevo éxodo, nueva Europa

           1.  Enero de 2018. España se convierte en el primer país de acogida para migrantes llegados a través del Mediterráneo. Disminuye el número de refugiados que atraviesa el Mediterráneo, pero aumentan las víctimas en sus aguas. En 2018 el mar ha acabado con la vida de 2.275 personas, de las que 777 murieron en las costas españolas, informa Santiago Riesco Pérez (El Mundo, 30,1-2019). En 2018 han llegado a España 65.400 personas de las que 58.600 llegaron por mar y 6.800 a través de las fronteras de Ceuta y Melilla. En 2018 ha disminuido el número de personas que cruzan el mar, situándose en 139.000, muy lejos de los 1.015.981 que alcanzaron las costas europeas en 2015. Según el ACNUR, por cada 51 personas que llegan por mar a Europa, una pierde la vida en el trayecto. Se calcula que en 2018 murieron en el mar 2.275, una media de seis al día. En cuatro años han muerto 14.281 personas.

            2. Desde el año 2014, España ha recibido a 129.100 personas, una cifra insignificante, si tenemos en cuenta los 68’5 millones de desplazados que actualmente hay en el mundo. En los cuatro últimos años España ha recibido a un 0’1 % de los refugiados y migrantes del planeta. El mundo está viviendo la mayor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial. Según el ACNUR, nueve de cada diez refugiados, el 86 %, está en países en vías de desarrollo, en regiones vecinas a la zona de conflicto. Las personas más empobrecidas son los que acogen a la inmensa mayoría de estas personas, de las que el 51 % son niñas y niños menores de 18 años. Sólo Turquía ha recibido a más refugiados que el conjunto de los 28 Estados de la UE. “Estamos ante el mayor éxodo que ha conocido la historia de la humanidad”, según el informe del ACNUR correspondiente a 2018.

            3. En España hay más de 12.300 menores extranjeros no acompañados (MENAS), según el registro oficial del Ministerio del Interior, que no refleja el dato real (EFE, 6-8-2019). La tutela de estos niños es de las Comunidades Autónomas y estas no pueden impedir que los menores se desplacen de unas a otras o que abandonen España. La principal puerta de entrada de estos menores es Andalucía, donde están inscritos 5.183 niños, seguida de Cataluña, con 1.938, y Melilla, con 1067, según los últimos datos del registro MENA, a 30 de abril de 2019. Una cifra que nada tiene que ver con las que ofrecen los gobiernos autonómicos, preguntados por EFE, que sitúan a Cataluña en cabeza, con 4.203 y a Andalucía con 2.172. La Comunidad de Madrid acoge en estos momentos a más de 600 menores, que en su mayoría se encuentra en la red estable de protección, un total de 433, mientras que en la red de primera acogida hay, con fecha 2 de agosto, otros 216 menores. Según la Consejería de Políticas Sociales y Familia, la Comunidad cuenta con una red de protección estable de 470 plazas, distribuida en 50 recursos. Actualmente hay en España 5.380 menores a los que falta protección e integración.

            4. La agudización de los conflictos en Siria, Sudán del Sur, República Centroafricana. Afganistán o República Democrática del Congo, así como la represión contra la minoría rohingya en Myanmar y el largo exilio del pueblo palestino, configuran un escenario mundial que “exige un compromiso mayor y más decidido con la defensa del derecho de asilo y con la protección de las personas refugiadas”, dice el informe del ACNUR sobre las personas refugiadas en España y en Europa. El papa Francisco invita a las parroquias, comunidades religiosas, monasterios y santuarios de Europa a acoger una familia de refugiados. En España hay 23.071 parroquias, 861 monasterios y 616 santuarios; en total, 24.552.

            5. Se necesitan medidas comunes para responder al drama de los refugiados. No son una amenaza. Tienen sus derechos. Europa es la región del mundo que menos refugiados acoge. La UE tiene 500 millones de habitantes. Y sólo hay un refugiado cada 1.900 ciudadanos de la UE. El Líbano, con 4 millones de habitantes, ha acogido 2 millones. El Gobierno no acepta el cupo de 5.849 refugiados que le solicita Bruselas. Hay quien argumenta que la crisis migratoria amenaza con colapsar los instrumentos de cooperación, los mecanismos de seguridad y hasta el orden público en Europa. Se agita el miedo.

            5.

            6. La Convención de Ginebra (1951) sobre el Estatuto de los Refugiados constituye la fundación de la protección internacional de los refugiados. La Convención define quién es un refugiado y establece una serie de derechos de los refugiados, además de las obligaciones de los Estados. El Protocolo de Nueva York (1967) retira las restricciones geográficas y temporales de la Convención. El espacio Schengen se creó en 1985 con 5 países y está hoy formado por 26. Dentro del mismo no hay fronteras. Bulgaria, Croacia, Chipre, Irlanda, Rumania y el Reino Unido no quisieron formar parte. El Reglamento de Dublín (2013) establece que una persona que ha presentado una solicitud de asilo en un país de la UE y cruza ilegalmente las fronteras de otro país, debe ser devuelto al anterior.

            7. Europa envejece y, sin inmigración, estaría perdiendo población. Según datos de la UE, ningún país europeo tiene un índice de natalidad al menos igual al de reemplazo generacional (2,1). Francia e Irlanda llegan al 2,01, por debajo del 1,4 están Eslovaquia, España, Grecia, Hungría, Polonia y Portugal. El 31 % de los hogares europeos no tiene hijos y del 69 % restante, la mitad sólo tiene uno. El mercado laboral necesita mano de obra y sólo podría venir de la inmigración.  (Idafe Martín Pérez, 14-12-2014). Por tanto, los inmigrantes no son un problema, sino una solución.

            8. Las sociedades occidentales avanzan hacia unpluralismo étnico y culturalimparable. Ahora bien, ninguna política de emigración puede hacerse si los pueblos se oponen a ella con actitudes racistas.  Unaencuesta del CISrefleja que el 77’8 % de los españoles apoya la acogida de refugiados. Se abre un camino. Ciudades y comunidades autónomas españolas han dado un paso al frente. Así lo pueden hacer pueblos, parroquias, comunidades, familias.

            9. Según datos del ACNUR, 3.700 personas se han ahogado en 2015 tratando de cruzar el Mediterráneo. En 2014 más de 3.200 y desde 1998 más de 20.000. Es un problema moral: nacional, europeo, mundial. Es la parábola del evangelio (Lc 16,19-31): el pobre Lázaro se acerca a la mesa de la rica Europa (Lc 16,19-31), un abismo social hay en medio.  Las grandes diferencias sociales son una injusticia (GS 66) y, además, son peligrosas, generan violencia. El Mediterráneo se está convirtiendo en el Mar Muerto que necesita ser saneado (Ez 47).

            10. Según datos de la ONU, en 2013 hay en el mundo 231 522.215 inmigrantes. En EEUU, 45.785.090. En Rusia, 11.048.064. En Alemania, 9.845.244. En Francia, 7.439.086. En España, 6.466.605, con 5.500.000 parados y 2.183.043 emigrantes. En 1998, el número de emigrantes (1.900.000) era superior al de inmigrantes (719.647), siendo difícil estimar cuántos estaban sin papeles (75.000-90.000). El porcentaje de inmigrantes no llegaba al 2% y era inferior al de los países de nuestro entorno: 6% en Francia y 9% en Alemania.  

            11. Europa está llamada a ser tierra prometida, “tierra que mana leche y miel” (Ex 3,8). Se dice en el salmo: "En el desierto erraban, por la estepa, no encontraban camino de ciudad habitada". (Sal 107). Es preciso recordar que "también nosotros fuimos extranjeros" (Ex 23,9), perder el miedo, preparar (ya desde ahora) el futuro, superar los déficits existentes en materia legislativa y en protección social, afrontar el fenómeno con una planificación global, acoger la palabra de Dios: “El Señor hace justicia a los oprimidos”, “da pan a los hambrientos”, “protege al forastero”, “sustenta al huérfano y a la viuda” (Sal 146), “No temáis”, “mirad a vuestro Dios que trae el desquite, viene en persona, resarcirá y os salvará”, un “nuevo éxodo” está en marcha(Is 35, 1-10).

            12. Europa debe aprender de la historia de Estados Unidos, un país nacido de la emigración y convertido en tierra prometidapara masas inmensas. Lo proclaman las palabras grabadas en la base de la Estatua de la Libertad:“Dadme a vuestras masas apiñadas, cansadas y pobres, que anhelan respirar en libertad, el triste deshecho de vuestra rebosante orilla. Enviádmelos, a los sin hogar, a los que hacia mí arrojó la tempestad. ¡Alzo mi antorcha junto a la puerta dorada!”. Europa debe levantar la antorcha. Está en los orígenes de nuestra cultura. En el canto primero de la Eneida del poeta Virgilio (70-19 a.C.), la reina de Cartago Dido acoge a Eneas que pide hospitalidad: “Non ignara mali, miseris succurrere disco”, “no desconocedora del mal, aprendo a socorrer a los desdichados” (I, 630).Pacto UE-Turquía. La UE realojará a un refugiado por cada uno que sea devuelto de Grecia a Turquía, pero la UE sólo acogerá a sirios, un tercio de los refugiados.  Turquía recibirá 3.000 millones de euros, cantidad que puede ser doblada. ACNUR llevará el acuerdo con Turquía a los tribunales de la UE. “Toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país, en caso de persecución” (Declaración de los Derechos Humanos, artículo 14).                             

Visto: 2896